Category: Casos clínicos.


Secuelas traumáticas.


Un caso de necrosis de rama inferior tras mamoplastia vertical en el tratamiento de cáncer de mama. El defecto traumático consecuente, es tratado por nosotros mediante colgajo toracoepigástrico.

La utilización del colgajo toracoepigástrico en reconstrucción mamaria se inicia en los años 70 del pasado siglo aunque no alcanza su difusión hasta 1986 cuando Hölstrom estandariza el procedimiento por sus resultados estéticos aceptables y fácilmente reproducibles en la reconstrucción mamaria. En este caso demostramos su utilidad en la reparación de secuelas del tratamiento quirúrgico del cáncer de mama aumentando su utilidad fuera del aspecto meramente reconstructivo y estético.

 

 

 

 

 

 


Difícil de solucionar.

Secuela de evisceración y de disyunción de cara anterior de segmento yeyunal, en el postoperatorio tardío de reconstrucción de tránsito intestinal.

El manejo del derrame bilioentérico, las pérdidas hidroelectrolíticas, el proceso infeccioso asociado, así como el soporte nutricional, ha obligado a un conjunto de profesionales del Hospital del Poniente a integrar su labor: Nutrición Hospitalaria, Estomaterapeuta, Enfermería Quirúrgica, Cirujanos.Obsérvese el detalle final para aislar unos estomas, difíciles de aislar  por  la  disyunción  cruenta. La labor inigualable de nuestra estomaterapeuta ha conseguido resultados increíbles.



 

 

 

 






Sucesos paranormales.


La siguiente imagen corresponde a la placa realizada como auxiliar de revisión primaria durante la asistencia de un paciente, hoy, que ha sufrido precipitación desde gran altura con el siguiente resultado radiológico apreciable.

A la vista de la misma, y a mi modesto entender, entiendo que hay algo que sobra, ¿o quizá deberíamos consideralo un suceso paranormal?

Moraleja: todos nos equivocamos alguna vez.

Las bicicletas son para el verano


 

traumatismo penetrante en la cavidad abdominal

 

 

Cirugía Española 2011.

En el presente artículo se presenta un caso de trauma penetrante en cavidad abdominal producido por accidente de bicicleta. Se exponen las consideraciones terapéuticas utilizadas así como el espectro de lesiones diagnosticadas y tratadas.

Trauma cardiaco penetrante.


Control de daños en trauma cardiaco penetrante. Varón de 32 años que sufre herida incisocontusa en región precordial izquierda. Imágenes de control de daños mediante abordaje anterior izquierdo y sutura de herida ventricular con ágrafes.

Traumatismo toracoabdominal cerrado.


Varón de 29 años. Sin antecedentes personales de interés. Acude a Urgencias de nuestro hospital refiriendo agresión hace 15 días y cuadro de disnea y dolor pleurítico en hemitórax derecho. Exploración física: consciente y orientado, colaborador. TA 140/80.  Frec cardiaca 76 lat/min. Hematimetría sin signos de anemización en estos momentos. Sat O2 del 96%. ACP: Hipofonesis en campos medios e inferiores de hemitórax derecho. No crepitación. Dolor leve a la palpación en hipocondrio derecho, sin signos de peritonismo. Se adjunta radiología. ¿Qué actitud seguiría?


Varón de 63 años, sin antecedentes personales de interés, que presenta cuadro de pancreatitis traumática, con mala evolución, desarrollando al tercer día de su ingreso S. compartimental abdominal con PIA de 26 mm Hg y fallo de dos sistemas. Se decide laparotomía exploradora, evidenciado signos de pancreatitis necrohemorrágica en cuerpo y cola de la glándula, sin evidencia de solución de continuidad enteral ni cólica. Dados los hallazgos clínicos y la mala evolución del paciente se decide realizar un control de daños mediante necrosectomía, tren de lavado y laparostomía usando para ello el sistema Ab-Thera y lavados por etapas.

    

Para saber más: http://www.openabdomen.com/

Trauma toracoabdominal. ¿Rotura diafragmática izquierda?


Traumatismo toracoabdominal que es atendido en Urgencias de nuestro Hospital tras traslado por 112. Mecanismo lesional: conductor de motocicleta de gran cilindrada y choque en la vía pública. A su llegada consciente, orientado,hemodinámicamente estable.  Hipofonesis en hemitórax izquierdo. Saturación del 95% con Fi02 de 0.5.  Erosiones en tórax izquierdo y abdomen.  Analítica sin signos de anemización aguda. ¿Cuál sería la actitud recomendable ante esta imagen?


Vía trauma.org nos llega estas impresionantes escenas de un control de daño vascular en un paciente que ha sufrido agresión por arma de fuego Inestable hemodinámicamente, se inició el procedimiento por un clampaje iliofemoral y un shunt arterio-arterial con un fragmento de tubo, posterior fijación de las fracturas y reparación definitiva mediante prótesis vasculares.

 

 

 

 

Traumatismo torácico cerrado.


Imágenes correspondientes a varón de 28 años que es traído a Urgencias tras sufrir accidente de tráfico en la vía pública. Conducía una moto y sufrió choque frontal con otro vehículo, saliendo despedido. Consciente y orientado a su llegada a Urgencias. Hemodinámicamente estable. Taquipneico con disminución del murmullo vesicular en su tórax izquierdo. Deformidad de MIIzquierdo.

Ante esta imagen, ¿qué diagnósticos se plantearían y cuál sería la actitud a seguir?

A %d blogueros les gusta esto: