Vía trauma.org nos llega estas impresionantes escenas de un control de daño vascular en un paciente que ha sufrido agresión por arma de fuego Inestable hemodinámicamente, se inició el procedimiento por un clampaje iliofemoral y un shunt arterio-arterial con un fragmento de tubo, posterior fijación de las fracturas y reparación definitiva mediante prótesis vasculares.